Etiqueta: Innovación

Un navegador GPS para bicicleta que proyecta las indicaciones sobre el asfalto

Por Nacho Palou

Open Sight es una propuesta de navegador GPS para ciclistas. Se coloca en el manillar de la bicicleta y además de tener una pantalla convencional tiene un proyector de luz láser que dibuja las indicaciones y la información auxiliar —distancias, tiempos o velocidad— directamente sobre el asfalto.

El uso de un haz de luz láser posibilita que la proyección sea visible incluso a plena luz del día.

Hop!, la maleta que anda sola

Por Jorge García

Una maleta que anda sola, controlada por su dueño mediante bluetooth; sin asas ni molestias. Este invento ha sido el ganador de los James Dyson Award, por supuesto. Con algo así era difícil que no se llevara el premio de este importante certamen internacional de diseño entre los jóvenes. Y es que algo así nos puede ahorrar tantos disgustos durante un viaje que no premiarlo (y empezar a fabricarlo en cantidades millonarias) sería una irresponsabilidad, un rechazo a la evolución humana. Ciudadanos, por fin, el arrastrar pesadas maletas se ha terminado.

Nuestro nuevo héroe se llama Rodrigo García Gónzález. Sin que deba sorprendernos, este diseñador es español. Tiene multitud de inventos patentados que seguro alguno quiere tener de inmediato. Entre ellos, la maletita que se controla por el móvil, llamada Hop!. Su sistema, como muchos otros inventos revolucionarios en su día, parece sencillo. El equipaje sigue a su dueño según el enlace que tiene con el móvil. Si la señal se pierde, la maleta avisa mediante la vibración del teléfono y se autobloquea. Si uno lleva varias maletas, se pueden programar para que se sigan unas a otras. Con ‘Hop!’ empieza una nueva era en aeropuertos y terminales de autobuses. Disfrutémosla.

Vía | El País

El casco de bicicleta invisible, o las dos chicas que consiguieron convertir en realidad un sueño

Por Ramon Soto

Nos encantan estas historias que mezclan creatividad con dominio de la tecnología y además, tratan de cómo se consigue hacer realidad un sueño. Para ponernos en situación, esta es la historia de cómo se llevó a cabo el proyecto de un casco de bicicleta invisible. La idea partía de la base de que los cascos de bicicleta son bastante incómodos y antiestéticos, así que dos jóvenes decidieron investigar un poco y diseñar un casco que fuese todo lo contrario a los traficionales.

El resultado es un casco inflable que, en el momento de un impacto en bicicleta se hincha como si fuese un airbag, cubriendo completamente la cabeza del ciclista y previniendo las lesiones más lógicas de tener un accidente sin protección alguna. Una muestra del funcionamiento…

Cómo utilizaremos la electricidad en el futuro, en vídeo

Por Nacho Palou

Sony plantea de forma conceptual cómo debería ser la gestión de la electricidad en el futuro, concretamente hacia el año 2030. Los objetivos principales son lograr una mayor eficiencia en la distribución y consumo de electricidad, y también una mayor comodidad gracias a la conexión personal e inalámbrica a la red eléctrica.

La transmisión de energía eléctrica sin cables es el último desafío de la tecnología actual en la que cada vez hay más dispositivos móviles inalámbricos pero que siguen “atados al cable” a la hora de obtener la esencial electricidad que necesitan para funcionar.

Pero la idea de Sony va más allá. Considera que en los próximos veinte años habrá cambiado de forma notable el modo en que se obtiene la electricidad, pasando de las actuales centrales eléctricas basadas en combustibles fósiles (gas, petróleo, carbón,…) y nucleares, a una proporción cuya mayor parte tendrá su origen en fuentes renovables (solar, eólica, geotérmica,…).

Troed Sangberg nos lleva al futuro de la innovación

Por Sony Mobile

Troed Sangberg EBE

Troed Sångberg define su profesión como “futurista” y el pasado viernes vino al EBE11 a explicárnoslo en persona. Pero lejos de ser un sectario apocalítptico, este polifacético sueco se dedica a imaginar desde la sede de innovación tecnológica de Sony Ericsson cómo será la vida en un mundo en que el potencial de un sólo ordenador sobrepase la capacidad de procesamiento de toda la especie humana viva. Y esto, asegura, no está tan lejos: en 2025, tener un ordenador será tener la potencia de procesamiento de un cerebro humano sobre la mesa (o en el bolsillo). Para 2050, será la de miles de millones de cerebros humanos.

El potencial de innovación de nuestra especie equipada con estos trastos, y con acceso permanente a la suma del conocimiento humano a través de Internet móvil, adquiere proporciones exponenciales. Esto es fantástico, pero representa un problema para cualquier empresa basada en la innovación: se pueden quedar atrás enseguida.

Es por ello que Troed Sångberg propone que las empresas del futuro deben dejar de ser como fortalezas y olvidarse de la distancia con sus clientes, que deben ser considerados colegas. El modelo en que inspirarse es la estrella de mar, poseedora de un sistema nervioso distribuido: si le cortas una punta, esta no sólo crece de nuevo, sino que el miembro amputado se convierte en una nueva estrella de mar. Otro animal marino, la esponja, complementa la visión que conformará el futuro. Las empresas han de ser “porosas” y permitir que la gente y las ideas circulen dentro de ellas a su antojo.